Madre Judith Ann Heble OSB
Moderadora de la CIB

SIMPOSIO DE LA CIB
10-17 SEPTIEMBRE DE 2014

 

JAHebleDel 10 al 17 de septiembre de 2014, la CIB se reunió en su 7° Simposio internacional. Este simposio tiene lugar cada cuatro años y reúne un centenar de benedictinas. El tema del presente simposio era: “Escucha... con el oído de tu corazón” (Regla de San Benito, Prólogo 1). Hemos estudiado el tema en tres aproximaciones:

1. Escuchar a Dios

Esta escucha, examinada según el Antiguo y el Nuevo Testamento, fue presentada por la Dra. Maria Pina Scanu, profesora de Sagrada Escritura en San Anselmo.

2. Escuchar dentro de la Regla de San Benito

La hermana Aquinata Böckmann, presentadora de este tema analizó la enseñanza de san Benito acerca del arte de escuchar con el oído del corazón.

3. Escuchar los signos de los tiempos

¿A qué nos llama nuestro tiempo y cuál es nuestro lugar en el mundo? ¿Cómo debemos responder como mujeres de vida monástica? La hermana Mary John Mananzan hizo una presentación sobre este tema. Su amplia experiencia en temas de paz y justicia fueron ciertamente muy inspiradores para los asistentes.

La hermana Scholastika Haring, de Dinklage, fue la encargada de exponer sobre el desarrollo de la CIB y las consecuencias que esta evolución ha tenido sobre el derecho canónico. Se trata de un trabajo que ella ha estado desarrollando como parte de su tesis en derecho canónico, que será muy valorado en los próximos años.

 

ListenLos objetivos para el período 2014-2018

El 9 y el 18 de septiembre de 2014, la Conferencia de la CIB elaboró y aprobó por unanimidad los siguientes objetivos para los próximos cuatro años:

Primer objetivo: Promover la solidaridad

Debemos incrementar nuestra solidaridad con los benedictinos del mundo entero, especialmente con las comunidades más débiles. Queremos promover un vínculo más estrecho, intercambios personales y un apoyo material y espiritual.

Segundo objetivo: Respetar las personas y la creación de Dios

1. Reconocer el carácter sagrado y la dignidad de todos los pueblos, en particular los que viven en países asolados por la guerra, donde se encuentran comunidades benedictinas establecidas, donde las situaciones de crisis moral alcanzan a las personas, donde los refugiados y los migrantes buscan refugio, donde la violencia y todas las formas de abuso se presenten.

2. Promover el respeto a la creación de Dios en el mundo y alentar las prácticas respetuosas del medio ambiente.

3. Promover la paz: nos comprometemos donde quiera que nos encontremos.

 

Los responsables de la CIB

El 18 de septiembre de 2014, dentro del contexto de la Conferencia de la CIB se llevaron a cabo las elecciones para renovar a los integrantes de la administración.

La Madre Judith Ann Heble fue reelecta por otro período de cuatro años como Moderadora. La Madre Thérèse-Marie Dupagne, de Bélgica, fue reelecta Asistente de la Moderadora. La Madre Metilda George, de la India, fue reelecta al Consejo de la Administración, así como la Madre Franziska Lukas, de Dinklage, Alemania, fue también elegida para el Consejo de Administración. Nuestros estatutos prevén la posibilidad de nombrar dos integrantes suplentes al Consejo de Administración, cargos en los que fueron elegidas la Madre Araceli Escurzon, de Filipinas y la Madre Martha Lúcia Ribeiro Teixeira, de Brasil. La primera reunión del Consejo tubo lugar en enero de 2015 en Bélgica.

 

Intervención del Vaticano

El 29 de abril de 2014, algunas comunidades monásticas recibieron una carta y un cuestionario del Vaticano dirigida a aquellas “que llevan una vida íntegramente dedicada a la contemplación en el claustro”. Este texto fue publicado al mismo tiempo que la declaración del Papa Francisco para la apertura del Año de la Vida Consagrada, desde el 30 de noviembre de 2014 al 2 de febrero de 2016, con ocasión del 50° aniversario de la promulgación del decreto Perfectae Caritatis de 1965. A lo largo de este año, oración y reflexión cobrarán una gran importancia, mientras se examinan en profundidad los documentos importantes sobre la vida consagrada, especialmente Sponsa Christi, publicada en 1950. El Santo Padre ha dado a la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica, un mandato para proseguir la elaboración de una nueva instrucción sobre la vida Contemplativa y el Claustro de las monjas. Este documento actualizará o reemplazará la legislación en vigor, Verbi Sponsa, publicada el 13 de mayo de 1999. El trabajo de revisión o de redacción de un nuevo documento deberá focalizarse en tres temas esenciales:

1. La formación de las monjas;

2. La autonomía de los monasterios;

3. El Claustro.

CIBGroupeLas monjas contemplativas de todo el mundo fueron invitadas a presentar sus pensamientos y sugerencias sobre los temas tratados en el documento del Vaticano hasta fines de septiembre de 2014.
De más está decir que numerosas preocupaciones fueron expresadas por las benedictinas. La CIB se tomó el tiempo de reflexionar sobre la manera más eficaz de responder al cuestionario, respetando las distintas expresiones en su seno.

La hermana Scholastika Haring prestó un gran servicio, exponiendo los desafíos de los temas relativos al Claustro, a las monjas y hermanas presentes en la Conferencia de la CIB y a todos los participantes del Simposio. El 13 de septiembre de 2014, tres monjas y una hermana viajaron al Vaticano para reunirse con Monseñor Pepe Orazio, de la Sagrada Congregación, para expresarle sus preocupaciones y solicitar las aclaraciones necesarias, a propósito de la clausura Benedictina, diferente de la vivida por los miembros de otras órdenes contemplativas. Dado que no todas las comunidades habían recibido la carta y el cuestionario del Vaticano; se solicitó asimismo una prórroga en el plazo para responder.

El 18 de septiembre de 2014, la Conferencia de la CIB acordó por unanimidad enviar a la Congregación, a nombre de la CIB, un documento que establezca lo que somos como mujeres benedictinas, tanto monjas como hermanas, recomendando a la Congregación que considere patrocinar un encuentro en el que todas las órdenes mayores puedan presentar y clarificar sus respectivos carismas, antes que la nueva legislación sea actualizada y puesta en práctica para todos. El Abad Primado dio su aprobación a esta declaración.