Padre Blasio Park, OSB,
Abad y Comunidad de Waegwan (Corea del Sur)

Abad Emérito Simon Petrus (Hyeong-U) Ri, OSB

 

PPetrus30 de septiembre de 1946 – 27 de noviembre de 2016 Simon Ri nació el 30 de septiembre de 1946 en Chaeryong, Provincia de Hwanghae, actualmente de Corea del Norte. Fue el hijo mayor de Petrus Ri and Agatha Kim. Después de la división de Corea y la expropiación en 1947, por parte de los comunistas de la tierra que poseían, los padres huyeron con su pequeño hijo al sur. Allí, su padre se unió al ejército que lo transfirió a varios lugares. Finalmente, la familia se mudó a un área en la que trabajaban los misioneros benedictinos. La madre de Simon sirvió durante muchos años como catequista en varias parroquias. Durante ese tiempo ella dio a luz a tres hijos y tres hijas más. Una de ellas, Anna María, es religiosa benedictina olivetana.

Simon estudió en Sun-Sim Middle y en el liceo de Waegwan, viviendo una casa cercana al monasterio. En 1965 ingresó al monasterio como postulante. Después de cumplir su servicio militar de 3 años y terminar su noviciado, hizo sus primeros votos el 15 de febrero de 1971. Comenzó a estudiar teología en Kwangju y Seúl, continuándolos en la Universidad Pontificia de San Anselmo en Roma, luego de sus votos solemnes, el 15 de febrero de 1974. Obtuvo su doctorado en patrología en el Instituto Patrístico Augustinianum en Roma. En 1977 fue ordenado sacerdote. Después de regresar a Corea en 1984 se desempeñó como párroco en las ciudades de Gumi y Daegu entre los años 1985 y 1988. Entre los años 1988 y 1994 fue maestro de novicios de la Abadía de Waegwan. Más tarde se convirtió en el director de la casa de retiros en Waegwan, que en ese momento, tenía una muy buena reputación en el sudoeste de Corea.

Poco después de su regreso de Roma, el padre Simon comenzó a dar cursos regulares en nuestro Instituto Teológico, para miembros de las órdenes religiosas en Daegu. Sus temas eran la patrología y la cristología. Enseñó también patrología en el Seminario Mayor en Daegu y a menudo dió retiros a comunidades religiosas. En aquellos días, el padre Simon comenzó una serie de traducciones de los Padres, las que fueron publicadas por Benedict Press, traducciones que incluían también el texto original. Más tarde otros expertos en patrología se unieron al proyecto. En 1977 el prior administrador de la abadía nombró al padre Simon como su adjunto y subprior de la abadía. Al estar en esta posición, también se le pidió que iniciara el Instituto de los Oblatos para la abadía de Waegwan. De este modo, en 1988, se recibieron a los primeros oblatos y luego de unos pocos años, hubo varios cientos de ellos.

PPetrusliturgieLos miembros de la comunidad eligieron al padre Simon como su abad el 23 de agosto de 2001, siendo consagrado como abad el 11 de septiembre por el arzobispo de Seúl, el cardenal Stephen Kim. El lema del nuevo abad era “Serviamus invicem”, “Sirvámonos unos a otros”. Durante sus años como monje y como abad fue fiel a su ideal monástico. Como administrador apostólico de la abadía de Tokwon Abbey en Corea del Norte, el abad Simon también fue miembro de la Conferencia de Obispos Católicos de Corea. En este contexto, fue durante muchos años el presidente del Comité para el apostolado bíblico.

Durante la noche del Jueves Santo al Viernes Santo de 2007, el ala principal del monasterio se incendió. Fue una gran prueba para toda la comunidad y especialmente para el abad Simon. Con la ayuda de muchos benefactores de Corea y del extranjero, se reconstruyó el monasterio mejor y más grande de lo que había sido antes. El centenario de los benedictinos en Corea pudo celebrarse, en el otoño de 2007, dentro de las nuevas instalaciones. Sin embargo, tuvo un costo. La salud del abad Simon se resintió en el proceso. Esto lo llevó a renunciar como abad en la primavera de 2013. Sirvió como capellán del convento de las hermanas trapenses en Sujong (Masan). Las condiciones allí eran buenas, pero su salud continuó deteriorándose.

La mañana de su muerte, en noviembre de 2016 caminó, aunque tenía dificultades para respirar, a la iglesia de las monjas para asistir a la misa del primer domingo de Adviento. Después de entrar a la iglesia, colapsó y murió de un ataque al corazón. Fue una muerte inesperada para el mismo abad Simon y para todos nosotros. Su muerte fue para nosotros los monjes de Waegwan, para su madre, sus hermanos, los muchos oblatos y cristianos a quienes había servido con su gran conocimiento y gran fervor, una tremenda pérdida.

PPetruscercueilEl funeral del abad Simon se celebró el 29 de noviembre en la iglesia de la abadía. Muchos obispos, sacerdotes, religiosos y laicos vinieron para participar y decir adiós a nuestro amado abad. Después del réquiem, el abad Simon fue enterrado en el cementerio de nuestra abadía cerca del río Nakdong.

¡Que Dios lo recompense abundantemente por todo lo que hizo por nuestra comunidad y por toda la Iglesia de Corea!