Sesión de monjas y monjes de LA REPÚBLICA
DEMOCRÁTICA DEL CONGO en India

Hermana Émérence Mbala Kitenge
Monasterio de L´Arbre de Vie (RDC)

 

sessionIndeLa segunda sesión del MAC tuvo lugar del 20 al 28 de julio de 2016 en la abadía de Santo Tomás de Kappodu, en el estado federal del Kerala, India. Reunió a catorce monjes y monjas de diez monasterios: una comunidad de bernadinas, dos cistercienses y siete comunidades benedictinas. Lamentamos la ausencia de nuestras hermanas cistercienses de la Clarté- Dieu y de Muresa (Bujavu), la ausencia de nuestros cofrades cistercienses de Mokoto (Goma) y los benedictinos de Gihindamuyaga (Ruanda). A pesar de que las visitas canónicas en estas comunidades les impidieron asistir, estuvimos unidos con ellos de corazón.

La sesión AIM-África central celebrada en 2014 en la abadía de Membré, Kinshasa trató sobre las tres bases de la vida en un monasterio: la oración, el trabajo y la vida de la comunidad. El padre Martin Neyt y el padre Abad John Kurichianil, de Kappadu fueron los principales oradores. Al cabo de esta sesión, priores y prioras llegaron unánimemente a la conclusión de la imposibilidad de ahondar en las tres bases de la vida comunitaria dentro de una semana. Por eso, querían volver a tratar este tema en una nueva sesión con los mismos participantes. El Abad John nos invitó generosamente a su comunidad en la India. Además, la experiencia que vivimos durante los dos últimos años confirmó la necesidad de profundizar en estas tres bases que percibimos como la quintaesencia de la vida monástica.

Este año 2016 profundizamos el mismo asunto desde otra perspectiva: “La unión de los tres pilares”. De hecho, la oración anima el trabajo y la vida comunitaria. El trabajo se apoya sobre la oración y la comunidad; ésta se alimenta de la oración y del trabajo. El Abad John fue el principal orador del congreso y fue asistido por el padre Martin que interpretaba del inglés al francés.

¡No es siempre fácil tratar una misma materia dos veces con los mismos participantes! Sin embargo gracias a la sabiduría humana y espiritual del Abad John, las cosas se ven diferentes. Sigue siendo el sabio que bebe el agua de su propio pozo y sabe comunicar a los demás. Su metodología nos entusiasmó: lecciones y preguntas por la mañana, por la tarde excursiones para hacer propias las enseñanzas recibidas.

Después de la oración de apertura, el Abad John dio la bienvenida a los participantes y anunció una corrección en la formulación del tema de la sesión. Prefirió hablar de la oración y del trabajo como los dos polos de la vida en comunidad.

Un orador con experiencia que habla de lo que rebosa del corazón. En África, los Bemba dicen “Washa umulilo wa sendapo ikyushi”. Que se puede traducir por “Has dejado el fuego, pero te has llevado el humo”. Nosotros estamos esperando y es nuestra convicción que de las enseñanzas recibidas y de lo intercambiado, llevaremos el fuego con fin de iluminar la vida monástica en África Central.

Nuestra gratitud se dirige en primer lugar hacia el Señor Nuestro Dios que nos ha cuidado durante los viajes y durante toda la sesión. Agradecemos también a todo el equipo de la AIM que ha hecho posible esta reunión. Reconocemos la generosidad y la disponibilidad del Abad John y de toda su comunidad. Dado que los participantes no llegaron el mismo día, un hermano de la comunidad estuvo disponible para conducir el bus entre la abadía y el aeropuerto de Cochin (más o menos 70 kilómetros).

La comunidad demostró su disponibilidad al encargarse de los participantes en lo que concernía a la comida y el alojamiento. Como si no fuera suficiente, fuimos agasajados con visitas a los sitios turísticos y otros lugares: la visita a Elamdesam localizado a 50 kilómetros, a la costa a 70 kilómetros, y la visita a Annakkara y Thekkady, en el sur.

Agradecemos nuevamente al Abad John y toda su comunidad. No olvidemos a nuestro intérprete, el padre Martin Neyt de Clerlande por su presencia eternamente alentadora.

Esta reunión fue para cada uno de nosotros un tiempo real de reflexión espiritual y monástica y, dentro de poco, para irradiación y sostén de nuestras comunidades de África central. Es una gracia particular para el MAC en este Año Santo de la Misericordia.

El día 27 de julio por la tarde, terminado el periodo de sesiones, se reunieron priores y prioras.

Se acordó lo siguiente:

• La instalación de la nueva comisión para la coordinación del MAC. El padre Médard Kimengwa Kitobo del monasterio de Nuestra Señora de las Fuentes (Lubumbashi), fue elegido presidente. Lo asistirá la hermana Émérence Mbala Kitenge, de la abadía del Árbol de Vida como Secretaria General del MAC. Para facilitar la coordinación y las reparticiones de nuestras nuevas comunidades, fue elegido un secretario por región:

• El padre Gilbert Mwanafunzi, prior de Gihindamuyaga, para la región de los Grandes Lagos.

• El padre Médard Kimengwa para la región del Alta Katanga.

• La hermana Émérence Mbala para la región de Kinshasa (Kinshasa y Bandundu).

• La proposición de una sesión de formación para jóvenes profesos y profesas (unos treinta).

Tema: Identidad monástica y voto. Duración de quince días. Periodo: Agosto 2017.

• El tercer encuentro de los priores y prioras del MAC: Ruanda en 2018.

 

Resoluciones:

• Realizar una caja común para el funcionamiento del MAC. Lo que supone un aporte anual de $100 por comunidad.

• Volver a dinamizar la oración de intercesión en nuestras comunidades a la luz de lo que se discutió durante la sesión: elaborar oraciones destinadas a los miembros enviados en misión (cf. RB 67) y a los que llegan y se van de los servicios semanales (cf. RB 35).