Padre Jean-Pierre Longeat, OSB,
Presidente de la AIM

Padre Notker Wolf
Septiembre 2000-septiembre 2016

 

NWolfEl Abad Primado Notker Wolf abrió el congreso haciendo un balance de su mandato. Resumimos aquí su intervención. En un primer momento, habló largamente de San Anselmo y las dificultades que encontró, sobre todo en lo que concierne a las finanzas que ahora parece que están saneadas. Sabemos todo el esfuerzo que ha empleado para la renovación de la abadía. Los trabajos ejecutados han permitido las mejoras por todos deseadas. Queda pendiente el proyecto de un aula para poder recibir grupos numerosos y sobre todo para el congreso de abades y priores. Este proyecto está en buen camino. Concluyó defendiendo fuertemente para mantener a San Anselmo frente a las ideas contrarias que no faltan y que se manifiestan con regularidad.

El nuevo Abad Primado tendrá que encontrar un nuevo prior, también un nuevo rector para el año próximo. Para el otoño tendremos que elegir el decano de la facultad de teología. Tendremos también que encontrar un mayordomo benedictino y ocuparnos del personal de la Curia del Primado y de los archivos de San Anselmo.

En lo que concierne a la confederación, el padre Notker ha subrayado la importancia de las reuniones del sínodo de abades presidentes, de su participación en el encuentro de superiores y superioras en las diferentes asociaciones regionales, de la AMI, del DIM/MID, del apoyo a la Comisión Internacional para la Educación Benedictina (ICBE), de la Comisión para China y de las numerosas iniciativas de cursos para superiores (“Liderazgo y Regla de san Benito”), para los monjes y monjas a lo largo de su recorrido formativo (¡Curso de renovación monástica!). Ha animado fuertemente la iniciativa de la reunión de jóvenes monjes de la Confederación en Roma. Ha visitado también numerosos monasterios.

El padre Notker ha subrayado la importancia de la colaboración con las benedictinas que en el seno de la CIB (Communio internationalis Benedictinarum), están distribuidas en diecinueve regiones y trabajan por una unión más fuerte entre ellas y también con los monjes. Las benedictinas son mucho más numerosas que los benedictinos (casi más del doble).

También tuvo lugar en Roma el congreso de oblatos el 2005.

El Padre Abad recordó que había muchos proyectos inacabados:

• Algunas reparaciones pendientes en San Anselmo.
• Muchos monasterios que no se han podido visitar.
• El contacto con la curia romana que no ha sido frecuente.
• Más que mandar cartas espirituales a los monjes y monjas, el padre

NWolf2Notker ha querido poner en marcha una espiritualidad al servicio de lo concreto: “Hacer simplemente lo que es necesario hacer en el presente, por amor a Cristo y a los hombres, y en esto, ser generosos según la palabra de la Escritura: “Gratis lo recibisteis; dadlo gratis” (Mt 10, 8).

El padre Notker concluyó: “Y ahora, ¿cómo debemos continuar? El nuevo Abad Primado, con su carácter, pondrá nuevos acentos importantes. Yo mismo, he vivido para San Anselmo y la confederación, y no olvidaré a San Anselmo. Mi preocupación principal es la vida en nuestros monasterios, esto no es algo en que directamente tenga poder el Abad Primado. Queda mucho por hacer para que nuestros monasterios sean más vivos. Nuestra historia ha tenido altibajos. Nuestro presente no es nada fácil. Estoy persuadido de que el Espíritu de Dios actúa en nuestro presente, en nuestras comunidades. Os agradezco mucho todo lo vivido. Que Dios os bendiga”.